El Electrojet, de la marca húngara Narke, es la primera moto acuática (PWC) con motor eléctrico. Para aquellos que no pueden soportar el ruido, el olor y la contaminación de un Jet-Ski de gasolina, esta es una gran alternativa. Es una embarcación para 2 pasajeros de 60hp (45-kW), capaz de alcanzar las 35mph y es prácticamente silenciosa. Tiene un diseño liviano de fibra de carbono y el motor eléctrico funciona con una batería de Lithium-Ion que proporciona a los pasajeros hasta 90 minutos de viaje continuo antes de que necesite una recarga. Recarga en solo 2 horas y aún no se sabe el precio.