Con el poder de alcanzar temperaturas de cocción de hasta 1500º, el Inferno es una parrilla infrarroja de alta calidad, fabricada en Alemania, que utiliza gas propano y la cual le producirá las mejores carnes, pescados, chuletas, costillas y todos sus favoritos en barbacoa. Está diseñado para uso al aire libre y cuando haya terminado, todos sus componentes de acero inoxidable pueden ir directamente a la lavaplatos, para una fácil limpieza.